Diferencias entre Psicología Criminal y Psicología Forense

Realizado por Equipo Expresión Forense



En la actualidad, la psicología se ha convertido en una disciplina fundamental en la administración de justicia y en las ciencias indispensable en la atención y eltratamiento de la delincuencia y las víctimas. La urgente necesidad de especialización se traduce en una demanda creciente de psicólogos forenses y criminales.



Existe muy frecuentemente una gran confusión en torno a sus semejanzas y diferencias, por lo que se suelen confundir términos e incluso se llega a considerar que se trata de una única disciplina. Para hablar de Psicología criminal y de Psicología forense lo primero es aclarar cuáles son las diferencias entre estas dos ‘disciplinas’ (o subdisciplinas) de actuación.


La Psicología forense es aquella parte de la psicología que se desarrolla dentro del ámbito jurídico específico y/o en sus órganos dependientes, caracterizándose por poseer técnicas propias que la convierten en una ciencia auxiliar en este campo. Aborda la conducta y los procesos mentales que requieren ser explicados o determinados durante un juicio oral, pues el principal interés de esta rama de la psicología consiste en ayudar a la procuración de justicia. Además, tiende a interesarse por el estudio de la víctima para determinar las consecuencias psicológicas que sufre tras el delito.


Unas de las principales funciones del psicólogo forense se encuentran: emitir dictámenes en cuestiones de su área, evaluar y tratar a cualquier personal de la administración de justicia que esté implicado en el proceso, analizar todos aquellos problemas de índole psicológica o emocional y dar recomendaciones pertinentes en lo que a responsabilidad, salud mental y seguridad del sujeto se refiere.


La Psicología criminal o criminológica se encarga de estudiar el comportamiento y los procesos mentales del individuo que ha cometido un delito. La Psicología criminal, por tanto, se encarga de estudiar los desarrollos y procesos de índole psicológica que intervienen en la ideación y perpetración de actos delictivos. Estudia el porqué y el modo en que se manifiesta la conducta criminal distintivamente de otras conductas, abordando la observación científica de los tipos conductuales delictivos, los tipos de delincuentes y la delincuencia como fenómeno psicosocial.

Los psicólogos criminales elaboran el psicodiagnóstico con la intención de prever un pronóstico y considerar un tratamiento adecuado mediante el estudio de la personalidad del criminal. Asimismo, la Psicología criminológica integra la labor terapéutica destinada a modificar la conducta antisocial del sujeto.

Cabe destacar que esta rama de la psicología, no es exclusivamente clínica sino que, se extiende también a estudios sobre la criminalidad y acerca de los factores psicológicos que influyen en ésta.

Algunas de la principales labores que puede desempeñar un psicólogo criminal podemos citar las siguientes: la realización de estudios de la personalidad criminal cuyo fin sea esclarecer los factores psicológicos endógenos y exógenos que desembocaron en la conducta delictiva, coadyuvar al criminólogo a establecer la peligrosidad de un sujeto, la perfilación criminal en las agencias de investigación, ofrecer tratamiento psicoterapéutico a reclusos, etc.


La Psicología forense y la Psicología criminal juegan papeles imprescindibles en el cumplimiento de la ley, el sistema judicial y la criminología. Sin embargo se diferencian en su finalidad, en resumen la primera analiza el efecto del delito sobre las víctimas y la condición mental del victimario, mientras que la criminal se usa principalmente para determinar los motivos psicológicos por los que se comete un delito.



Entradas Recientes

Ver todo
Inscríbete a nuestro boletín de información
  • White Facebook Icon
  • Twitter
  • White Instagram Icon

Expresión Forense © 2020 Todos los Derechos Reservados.