Psicoanálisis, la incógnita de ser ciencia o pseudociencia

El psicoanálisis es una materia qué la mayoría del tiempo ha sido duda de psicólogos y expertos en la materia, como quienes la apoyan al 100%, esto por el hecho de basarse en los sueños, y basar nuestros actos en el sexo.



En 1885, Freud (6 de mayo de 1856 – 23 de septiembre de 1939) viajó a París para estudiar el uso de la hipnosis en el tratamiento de la psicopatología de la mano del neurólogo Jean-Martin Charcot. A su regreso a Viena al año siguiente, comenzó a aplicar esta técnica al tratamiento de sus pacientes, pero pronto prescindió de ella para limitarse a un extenso diálogo que sacaba a relucir experiencias y recuerdos del sujeto. De especial importancia eran los sueños, que para Freud eran una puerta al inconsciente y a las memorias reprimidas de la infancia, normalmente de contenido sexual. El complejo de Edipo, el de castración o la envidia del pene se convirtieron en pilares teóricos de su método, que una década después ya se aplicaba bajo el nombre de psicoanálisis.


El enfoque de Freud fue considerado innovador en su época, y de forma evidente ha impregnado la evolución posterior de la psicopatología. Sin embargo, ya desde su nacimiento fue objeto de críticas por parte de figuras de renombre como el neurocientífico Santiago Ramón y Cajal. A partir de 1919 el filósofo de la ciencia Karl Popper, hasta entonces un entusiasta del psicoanálisis, comenzó a objetar que los psicoanalistas eran siempre capaces de explicar los síntomas de sus pacientes a posteriori mediante sus teorías, pero que estas no elaboraban predicciones sujetas a comprobación experimental, algo que sí hacían las propuestas netamente científicas como la relatividad de Einstein.


Dudabilidad del psicoanalisis


La imposibilidad de falsación llevó a Popper a definir el psicoanálisis como una pseudociencia, comparable a la astrología. A lo largo de los años, la validez científica de esta disciplina ha sido descalificada por personajes prominentes como el psicólogo Steven Pinker, el lingüista Noam Chomsky, el biólogo evolutivo Stephen Jay Gould o el físico Richard Feynman. Entre los críticos que han diseccionado con mayor extensión y profundidad las carencias del psicoanálisis se encuentran los filósofos Adolf Grünbaum y Frank Cioffi o el psicólogo Malcolm Macmillan, entre otros.



0 vistas
Inscríbete a nuestro boletín de información
  • Twitter
  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon

Expresión Forense © 2020 Todos los Derechos Reservados.