Podología Forense

Artículo extraído de la Revista Expresión Forense N°49, escrito por Laura Leticia Fuentes Guerrero


Aunque su uso es poco convencional en nuestro país, la podología aplica las bases científicas y técnicas de su especialidad para intervenir en el contexto de una investigación criminal y puede considerarse como una sub-disciplina de las ciencias forenses.



El Profesor Wesley Vernon define a la podología forense como: “la aplicación de la experiencia en temas de investigación forense, sólidos e investigados, para mostrar la asociación de un individuo con una escena del crimen, o para responder a cualquier otra pregunta legal relacionada con el pie o el calzado que requiere el conocimiento del pie que funciona.”


Aunado a la Pelmatoscopía, que involucra el estudio de los dibujos formados por las crestas y surcos presentes en las plantas de los pies, así como la clasificación, archivo y confronta de las impresiones plantares con fines de identificación, el perito dactiloscopista puede trabajar de manera conjunta con el podólogo para que ambos analicen las huellas o restos de pisadas, sus características y morfología.


Si bien es cierto que es una especialidad poco recurrida en el ámbito de la investigación de hechos delictivos en nuestro país y que en la investigación de campo este trabajo lo realiza el criminalista al fijar, levantar y analizar la huella del pie calzado, mientras que el dactiloscopista se ocupa de la piel de fricción, el podólogo forense se interesa no sólo en la forma y patología del pie, sino también del calzado.


Al tener mayor campo de estudio en su materia, el podólogo forense puede ver la forma de la huella plasmada y determinar las peculiaridades de quien dejó esos rastros y en su caso analizar las impresiones que deja el pie dentro de la plantilla del calzado como los puntos de hiperpresión, la fórmula digital o la fórmula metatarsal.


Por lo tanto, es necesario poner más atención a las vías de acceso como puertas, ventanas, balcones, muebles, repisas, escaleras, etc. Para localizar huellas de pisadas se debe proyectar sobre el suelo una fuente de luz que nos ayudará al momento de fijarlas fotográficamente. En caso de que estos rastros no se vean, podremos utilizar reactivos químicos para revelarlos.


Escanea el código QR para leer el artículo completo en la Revista Expresión Forense N° 49.



Inscríbete a nuestro boletín de información
  • White Facebook Icon
  • Twitter
  • White Instagram Icon

Expresión Forense © 2020 Todos los Derechos Reservados.