Perspectiva Psicosocial; Evaluaciones Psicológicas en Sobrevivientes de Tortura

Artículo extraído de la Revista Expresión Forense N° 57, escrito por Perla Leticia Razo Martínez


La tortura y cualquier maltrato se encuentran universalmente proscritos en la ratificación universal de diversos instrumentos internacionales, México al ratificar cada uno de ellos desde la convención contra la tortura, su protocolo facultativo, así como la convención de Belén do Pará, adquiere obligaciones y responsabilidades para prevenir, erradicar y sancionar la tortura.



Dentro de estas obligaciones se encuentra la facultad y capacitación de los especialistas en medicina y psicología que van a intervenir en la evaluación colegiada del protocolo de Estambul y de la evolución innegable que debe existir para los sobrevivientes de tortura con una visión de perspectiva psicosocial entender la tortura como un fenómeno multifactorial que requiere el análisis multidisciplinario conjunto y metodológico que permita entender el impacto posterior al evento traumático como un fenómeno que repercutirá no sólo en lo individual sino también en la colectividad.


Una de las violaciones más graves a derechos humanos que se puede realizar sobre una persona es sin duda la tortura, especialmente porque el impacto posterior al evento traumático alcanza todas las esferas de vida, llevando a la víctima a un estadio despersonalizada y desconfigurada. La evaluación psicológica forense en casos de posibles víctimas de tortura debe ser mirada desde la transversalidad del sujeto, es decir entender que el impacto psíquico posterior a la narrativa de tortura va desestructurar no sólo en lo individual sino en lo colectivo. El sujeto víctima de tortura ingresara nuevamente a un sistema social en el cual los síntomas individuales patológicos desequilibran el funcionamiento global.


¿Cuál es el objetivo central de la valoración psicológica en materia de tortura?

La valoración psicológica se ha considerado crucial dentro del protocolo de Estambul ya que permite proporcionar evidencias psíquicas del maltrato sufrido por la tortura, no olvidemos que el torturador siempre buscará la forma de no dejar evidencia física que delate el evento ocurrido, sin embargo, el funcionamiento psíquico se verá alterado. Quiero clarificar que la ausencia de lesiones físicas en el cuerpo de la víctima no quiere decir que la violación a Derechos Humanos no haya ocurrido, “debido a que la prevalencia de síntomas está al tanto de los sobrevivientes de tortura es muy prudente que todas las evaluaciones de tortura incluyan un examen psicológico” (Protocolo de Estambul).


Por su parte Bezanilla & Miranda (2015) mencionan que en la mayoría de los casos de sobrevivientes de tortura el sufrimiento psíquico es provocado de manera brutal, demostrándose por diversas investigaciones, que las secuelas psicológicas son mucho más persistentes que las físicas, incluso, causantes de mayor discapacidad psicosocial a largo plazo.


Lee el artículo completo en la versión digital de la Revista Expresión Forense N° 57.

Inscríbete a nuestro boletín de información
  • White Facebook Icon
  • Twitter
  • White Instagram Icon

Expresión Forense © 2020 Todos los Derechos Reservados.