Síntesis Histórica de la Odontología Legal


Artículo extraído de la Revista Expresión Forense N° 15


Desde tiempos muy remotos, el hombre descubrió la utilidad de las piezas dentarias en la identificación humana, al darse cuenta de que eran muy resistentes y a la vez diferentes en cada individuo.



Es así como la historia fue acumulando una serie de situaciones o casos en que fue posible el reconocimiento de personas, por el reconocimiento de las características de su dentadura. Este aspecto, netamente forense, imprimió tal condición tanto a la Medicina como a la Odontologia cuando apoyaban a la justicia.


Así por muchos años se asoció Medicina y Odontologia Legal, juicio, tribunal, foro, y sobre todo a la muerte, violencia, lesión. No obstante, al revisar la historia de la Medicina, se advierte que en las primitivas normas y códigos (como el de Hammurabi,) Hay materias que son el antecedente de la que hoy corresponde a los aspectos profesionales de la Medicina Legal como asimismo el llamado Derecho Medico (Fijación de honorarios sanción del mal ejercicio, autorización para ejercer, especializaciones, títulos, etc). Tomando en cuenta lo señalado y siguiendo la división clásica de las grandes épocas históricas, se pueden establecer los siguientes peritos para el estudio de los antecedentes, orígenes y desarrollo de la Odontología Legal.


• Época Antigua

• Periodo Medio

• Periodo Científico o Moderno

• Época Contemporánea


Época Antigua:

Abarca desde las épocas primitivas hasta el imperio romano. Comprende desde los orígenes más remotos, pasando por las normas de justicia y formas del ejercicio “legal” profesional, hasta el primer caso de identificación por la dentadura que registra la historia.


Un Caso Histórico Anecdótico


El escritor romano Dion Casio, que llego a ser Cónsul en roma en el 229 nos ha legado lo que es probablemente el primer caso de Identificación de un cadáver por la dentadura, el cual registra en el tomo 61 de su historia de Roma que consta de 80 libros.


Según Dion Casio, el año 49 D. C., Agripina, Madre de Nerón, el cual entonces tenía 12 años, se acababa de casar con el emperador Claudio. Para asegurarse que su hijo llegase a ser emperador y temiendo que la rica dama Lillia Paulina la desplazase, primero consiguió que fuese desterrada, y posteriormente la mando a matar.


Para asegurarse de que sus órdenes serian cumplidas, Agripina hizo que, al volver, los soldados le trajesen la cabeza de Lollia Paulina. Como habían pasado varios días desde que el asesinato se había cometido, Agripina fue incapaz de reconocer la cara deformada. Entonces, para asegurarse, separo los labios de la muerta, buscaba reconocer las piezas dentarias que eran muy peculiares. Y así efectivamente, al constatar que se trataba de la cabeza de Llollia Paulina exclamó: Es ella. Mis órdenes se han cumplido, estoy feliz. Decimos que este es un caso histórico-anecdótico, ya que si bien es cierto no es una identificación Odontológica Científica, es la primera constancia que en tal sentido registra la historia de la Odontologia Legal.


Lee el artículo completo en la Revista Expresión Forense N° 15


Inscríbete a nuestro boletín de información
  • White Facebook Icon
  • Twitter
  • White Instagram Icon

Expresión Forense © 2020 Todos los Derechos Reservados.