Los Explosivos Como Elemento de Subversión y la Criminalística

Artículo extraído de la Revista Expresión Forense N° 9 , escrito por MY. José Antonio Tatis Pacheco, Jefe División Criminalística (DIJIN). Oficial Policia Nacional de Colombia


1. PROBLEMÁTICA NACIONAL


Uno de los fenómenos más preocupantes que se ha venido presentando en el país es el de la utilización de explosivos en casi todas las actividades que desarrolla la subversión, en sus propósitos por intimidar al país, destacándose la emboscada a las patrullas del Ejército y la Policía, la voladura de oleoductos, así como los atentados a personalidades vinculadas con la explotación petrolera y del gobierno, en los centros urbanos.



La subversión, pues, ha seleccionado estratégicamente los blancos de su accionar, ensañándose con las principales fuentes de progreso del país. La imposibilidad de cubrir las Fuerzas Armadas, la totalidad del Territorio Nacional, ha conllevado a una insostenible inseguridad en el sector agropecuario, en el que campean delitos como la extorsión, el secuestro y el homicidio, siempre con el objetivo de conseguir dinero para sus acciones previstas, intimidar o simplemente para deshacerse, según ellos, de informantes de las Fuerzas Armadas o porque se oponen a sus propósitos, evento éste, que ha llevado al sector a un visible retroceso de consecuencias incalculables ya que de él depende la responsabilidad de producir alimentos e ingresos por exportaciones.


Esta situación ha generado desmotivación para invertir en el área, el desempleo rural, a la migración campesina a la ciudad y el aumento del costo de vida; entre las zonas más afectadas encontramos: Urabá, Magdalena Medio, Alto, Cauca, Alto Magdalena, Catatumbo y Arauca.


El sector industrial no ha sido afectado en idéntica proporción, pero, la industria petrolera que tiene su base de operaciones en zonas rurales ha sido implacablemente atacada en sus plantas de bombeo, oleoductos y exigencias a sus directivos.


Para asegurarse de la ejecución de sus propósitos los grupos anarquistas, preparan su personal en el extranjero sobre propiedades químicas, fabricación y manejo de los explosivos logrando fácilmente explosiones que producen pánico y desasosiego en la ciudadanía y la sensación de impotencia en las autoridades que cada vez ven con preocupación el incremento de estas acciones terroristas, por la perfección de las técnicas y la selección de los blancos, presentando saldos trágicos en pérdidas humanas y materiales. Una muestra de ello son los trescientos diez atentados terroristas con explosivos producidos en 1987, de los cuales, la Policía Nacional ha desactivado setenta y uno, el resto ha explotado, para lo cual emplean básicamente dinamita hurtada a las compañías que explotan canteras y cemento.


2. PROPIEDADES DE LOS EXPLOSIVOS


Explosivo es toda sustancia química o mezcla capaz de descomponer rápidamente, desarrollando un gran volumen de gases y calor en un espacio incapaz de contenerlo a la presión atmosférica; Deben ser sometidos a ignición a través de detonadores para que se produzca la explosión.


Un explosivo puede ser un compuesto químico o una mezcla de compuestos químicos y uno o más elementos puede ser sólido, líquido o gaseoso. El descubrimiento del uso de la pólvora negra para desarrollar trabajos mecánicos puede considerarse como el comienzo real de la historia de los explosivos cuya era moderna se inicia en 1818 con la preparación de la Nitrocelulosa con papel nitrado y cuyas propiedades explosivas fueron descubiertas en 1846 por Schumbert y Bottger de manera independiente.


En 1847 Sobrero preparó la Nitroglicerina y Nobel la dinamita en 1867, asegurándose las detonaciones con la invención en el mismo año del Fulminato de Mercurio. A partir del advenimiento de estas sustancias, se ha observado un desarrollo continuo de los explosivos con fundamento en la Nitrocelulosa más Nitroglicerina y otros.


Los explosivos se clasifican en bajos y altos.


-Explosivos bajos


Son sustancias sólidas combustibles que se descomponen rápidamente, pero, sin llegar normalmente a detonar, verbigracia, las pólvoras de una base, doble base, y las mezclas de pólvora negra.


- Alto explosivo


Se caracterizan por su extremada rapidez de descomposición, lo que se conoce como detonación. Se subdividen en iniciadores, multiplicadores y detonadores.


Iniciadores: extremadamente sensibles al choque, rozamiento y calor entre los que encontramos el Fulminato de Mercurio, plomoácido y diazodinitrofenol.


Multiplicadores: su sensibilidad intermedia entre los iniciadores y los detonadores, puede inflamarse por calor, rozamiento o impacto y pueden detonar cuando arden en grandes cantidades, comprende el Tetrilo, el Pent y el RDX.


Los detonantes comprenden los explosivos D-amatol, TNT, Tetrilo, Pentolita, Picratol, Trotonal, composiciones RDX, Torpez, DBX, HBX y otros.


EFECTOS DE UNA EXPLOSIÓN


Los efectos de una explosión son generalmente el resultado de sucesivas presiones, acompañados de calor, hay tres efectos principales:


- Fragmentación del contenedor utilizado


- Golpe de viento – destrucción


- Efectos incendiarios


Los efectos de fragmentación son muy notorios cuando un metal pesado es utilizado como recipiente para el explosivo. La adición de metrallas incrementa el efecto, igual situación ocurre cuando la bomba se ubica dentro de la una edificación, pues, esté hace de contenedor.


Dentro de la fase de golpe de viento se encuentra la de presión impelente, también denominada positiva, es una capa de aire comprimido que se constituye en el frente delantero de la onda de presión que destruye rápidamente lo que se interpone a su paso, esta fuerte presión hacia el exterior del sitio de la explosión, crea un vacío parcial en el punto de detonación, que se hace mayúsculo a medida que el efecto se disipa; constituyéndose la base de represión o negativa.


La acción incendiaria acompaña a una explosión, hay liberación de calor, un destello de llama se desprende y si la explosión se produce en un lugar que contiene gases de combustible o donde hay materiales combustibles, el fuego se incrementa.


3. ATENTADO AL MINISTERIO DE DEFENSA


El 19 de octubre de 1987, aproximadamente a las cuatro (4) de la tarde el Ministerio de Defensa fue objeto de un atentado terrorista; un artefacto explosivo, de alto poder, hizo explosión en los parqueaderos.


De inmediato se ubicó en el lugar un equipo de trabajo conformado por técnicos de gran experiencia en este tipo de actividades que incluía: Ingeniero Químico, experto en explosivos, planimetrista, fotógrafo, equipo de búsqueda de evidencias del explosivo en la zona adyacente al epicentro, equipo de búsqueda de evidencias en la zona general.


Al llegar al lugar del hecho se observó la destrucción general de los vidrios localizados sobre los cuatro (4) pisos de la parte frontal del Ministerio, algunos vehículos desplazados de su lugar de parqueo original, la potencia de la onda alcanzó a ubicar unos automotores sobre otros, incluso los más próximos al epicentro se incendiaron por haber el impacto de la onda destrozado los tanques de la gasolina.


El área de seguridad y trabajo es determinada.


El área se subdividió con el propósito de asignarle responsabilidades al equipo de trabajo, detectar, proteger y embalar las evidencias más representativas que condujeran a identificar el explosivo y su sistema de ignición, así como la modalidad del acto terrorista.

Al localizar el lugar de la explosión sobre un ducto (alcantarilla) que se prolonga a lo largo de la avenida 26, se obtuvo información de testigos, se tomaron fotografías, se levantaron muestras para análisis químico en el cráter (2.70 de diámetro X 2.80 de profundidad), el que es registrado tipográficamente y del que hacía parte una lámina de concreto de veinte (20) centímetros; Se reconstruyó parcialmente el establecimiento de los vehículos y su reubicaron las partes de aquellos que habían sido destrozados. Una rápida consulta a la Sección de Automotores descartó la posible presencia de un vehículo hurtado que se constituyera en carro - bomba. Como características significativas se destacan:


- La destrucción de los vidrios del primer piso fue menor que la de los pisos superiores.


- El cráter tenía un diámetro menor en la parte media, o sea que aumentaba hacia la superficie y hacia el ducto.


- El total desfollonamiento del árbol que se encontraba exactamente al pie del cráter.


Estas características son consecuencia lógica del comportamiento de los explosivos, descritas con anterioridad y descartaron la posible presencia del artefacto sobre la superficie.


Con fundamento en los resultados de las evidencias procesadas se pudo determinar que el explosivo empleado correspondió a dinamita gelatina comercial, con sistema de disparo de tiempo elemental y una carga de explosivo de aproximadamente quince (15) kilos, ubicado en la parte interior del ducto.


Cuando ocurre un atentado de estas características, el equipo investigador centra su esfuerzo en la detección de los elementos de la bomba, proporción del cráter, niveles de resistencia que se debieran superar y destrozos causados a la planta física y demás elementos. Todo ello proporcionará información valiosa sobre el nivel técnico de los terroristas. Es preferible siempre trabajar con mayor inteligencia que con mayor esfuerzo.

Inscríbete a nuestro boletín de información
  • White Facebook Icon
  • Twitter
  • White Instagram Icon

Expresión Forense © 2020 Todos los Derechos Reservados.