Los Celos y Crímenes Pasionales

Artículo extraído de la Revista Expresión Forense N° 5, por Cesar Ortiz Anderson


Lo que debemos tener claro es que el riesgo de perder a la pareja existirá siempre y por muy diversos factores, los celos son y serán siempre un sentimiento cuestionable. Los celos son un tema que, por lo general, se quiere evitar y aunque muchos no lo quieran ver así, son un sentimiento humano y normal. No conoce edad, sexo, raza, condición económica o física y se siente desde la infancia hacia los padres, hermanos, amigos, pero se agudiza enorme y peligrosamente cuando se siente con relación a nuestra pareja.



Lo que debemos tener claro es que el riesgo de perder a la pareja existirá siempre y por muy diversos factores, los celos son y serán siempre un sentimiento cuestionable. Todos podemos sentir celos en algún momento de nuestras vidas, pero no todos lo perciben de la misma manera. La intensidad y la manera de expresarlos son los factores que definirán si se trata de una enfermedad o un sentimiento pasajero. Cuando estos llegan a un límite es que ya se construyó una relación de dependencia que llevará a que el afectado se mantenga en un permanente estado de angustia, depresión, inseguridad y miedo por imaginar que su pareja le es infiel y lo abandonará por otro. Incluso hay casos de personas que llegan a estados extremos que es un trastorno llamado delirio celotípico. Las actitudes que indican su presencia son cuando las personas interpretan todo de manera exagerada, creyendo que una simple mirada, una inocente conversación, un saludo, son señales de que su pareja le está siendo infiel.


La celopatía es un padecimiento muy peligroso porque la mente comienza a construir diversas historias que llevará, en el mayor de los casos, a una ruptura traumática de la relación pero también en ocasiones a un homicidio. Para saber si los celos que siente hacia su pareja se han sobrepasado, hay que afrontarlos a tiempo y con valentía.


Es necesario ser sinceros y reconocer acciones como:


1. Pensar frecuentemente que su pareja lo puede cambiar con otra persona.

2. No poder mantener amistad con los amigos del sexo opuesto de su pareja.

3. Preguntar con detalles qué hace y a dónde va.

4. Estar pendiente de las comunicaciones telefónicas que recibe su pareja.

5. Revisar su correspondencia personal, email, mensajes.

6. Revisar su cartera, bolso y demás pertenencias.

7. Si indaga con una tercera persona los movimientos de su pareja.

8. Reprochar constantemente su forma de comportarse, hasta de reír.

9. Imponer la ropa que usará su pareja.

10. Creer saber más sobre las intenciones, pensamientos y deseos de su pareja, que ella

11. Contratar detectives privados para realizar seguimientos.


Hay diversas teorías sobre el origen de los celos, algunos señalan que estos solo muestran la baja autoestima de las personas, otros que es una proyección de las propias tendencias de infidelidad. Lo cierto es que la violencia y los celos suelen ser dos caras de la misma moneda, los celos son el lado oscuro del amor y cada historia es única por sus motivaciones, enredos y violencia.


Los celos, por lo general, tienden a salirse de control y causar muchas dificultades. No debemos jamás seguir nuestras emociones sino más bien tomar el control de ellas ya que un importante número de personas traspasan el límite de la realidad cuando su “pequeño problema de celos” se vuelve una mala costumbre, pasando a convertirse en una peligrosa enfermedad. Cuando hay celos el control se pierde rápidamente, las pequeñas recriminaciones pasan a ser exigencias, gritos, peleas, amenazas, la pareja se sentirá de pronto atrapada.


En algunos casos, se llegan a los extremos de los crímenes pasionales que no son pocos. Es allí cuando la frase ̈te amaré hasta la muerte ̈ va mucho más allá del buen sentido de la palabra. Los crímenes pasionales, por lo general, son crímenes anunciados, ya que antes de cometerse existirá mucha violencia. Definir el perfil psicológico de quienes se convierten en asesinos de su pareja, es tan complejo como conocer los motivos y siempre quedará la misma pregunta flotando: ¿Qué clase de persona es capaz de matar a quien dice amar? Finalmente, cuando pasemos por este tipo de problemas o alguien cercano lo esté viviendo, lo importante será buscar ayuda profesional de inmediato.

Inscríbete a nuestro boletín de información
  • White Facebook Icon
  • Twitter
  • White Instagram Icon

Expresión Forense © 2020 Todos los Derechos Reservados.