Lombroso, La clasificación de los Delincuentes Lombroso

Artículo extraído de la Revista Expresión Forense N° 3 , anónimo.


César Lombroso nace en Verona en el año de 1835 y muere en 1909. Estudió medicina en la universidad de Pavia y luego en la de Viena. En este centro docente conoce el método experimental que aplicaría a sus investigaciones. Terminada la licenciatura, ejerce como médico militar en el ejército del Piamonte, donde realiza investigaciones sobre el tatuaje de los soldados. Fue profesor extraordinario en Pavia, director del Manicomio de Pessaro y a partir de 1876, ocupo la cátedra de Medicina Legal de la Universidad de Turín. Lombroso es influido por Charles Darwin y con base en el estudio de un famoso delincuente de su época, cuyo cráneo presentaba ciertas anormalidades.



Lombroso llego a una conclusión, en la que, el delincuente es el eslabón perdido, pues en la evolución de la especie, el simio se convierte en hombre, pero queda un pequeño espacio, que es en donde entra el hombre delincuente, este es un ser que no llego a evolucionar adecuadamente, por lo mismo se quedó en una etapa intermedia entre el simio y el hombre.


Originalmente Lombroso no buscaba una teoría crimino-genética, sino un criterio diferencial entre el enfermo mental y el delincuente, pero al encontrarse con este descubrimiento, principia a elaborar lo que llamaría Antropología Criminal.


En 1872 publica un libro que se llama Memoria sobre los Manicomios Criminales, dice que hay necesidad de que existan manicomios para criminales y la necesidad de que los locos no estén en las prisiones, sino que entren a instituciones especiales, pero también hay necesidad de que si los enfermos han cometido alguna conducta antisocial no se les mande con los demás psicóticos, porque son una amenaza, si no que existan manicomios especiales para criminales.


En este mismo año escribe un libro llamado El Genio y La Locura, en donde expone que en realidad todos los genios están locos, que el genio es un anormal y expone como del Genio a La Locura y de la Locura al Genio, en realidad no hay más que un paso. El 15 de abril de 1876 se puede considerar que es la fecha oficial en que nace la Criminología como ciencia, ya que ese día se publica el “Tratado Antropológico Experimental del Hombre Delincuente” aquí él expone su teoría.


EL CRIMINAL NATO


César Lombroso antropólogo y medico italiano aporto al Derecho Penal y a la Criminología su Teoría del criminal Nato. Esta teoría fue criticada severamente, en parte por interpretaciones inadecuadas, traducciones malas y personas que no aceptan reconocer las verdades y aciertos de sus estudios. Ciertamente la teoría referida tiene sus aspectos criticables, pero se debe de reconocer que es el primer estudio científico realizado, el cual aporta interesantes conclusiones que logran fortalecer al derecho penal y permite el surgimiento de la ciencia criminológica. La teoría Lombrosiana del criminal nato se resume de la siguiente forma: Se preocupa por el comportamiento humano sobre todo por el comportamiento criminal, se decida Lombroso a estudiar en especial a los criminales de su época.


Trato con enfermos mentales y elaboró una serie de notas de las que extrajo entre otras cuestiones, las características de distintos tipos de delincuentes, a quienes clasifico de acuerdo con sus caracteres antropológicos y psicológicos. En 1871 un acontecimiento viene a producir un cambio radical en la vida de Lombroso y de hecho, en la historia de la ciencia cuando observa el cráneo de un delincuente famoso (Villella), observo una serie de anomalías que le hacen pensar que el criminal lo es por ciertas deformidades craneales y por su similitud con ciertas especies animales.


Lombroso al examinar distintos delincuentes, llego a una conclusión de que el criminal no es un hombre común si no que por sus característicos rasgos morfológicos y psíquicos, constituye a un tipo especial, “siendo antropología general según la definición de Quatrefagues, la historia natural del hombre, la Zoología es la historia natural de los animales, la Antropología Criminal no es más que el estudio de la variedad humana, de un tipo particular, es la historia natural del hombre alienado, el criminal según Lombroso presenta signos de inferioridad orgánica y psíquica :


1.Menor capacidad craneana


2. Mayor diámetro bicigomático


3. Gran capacidad orbitaria


4. Escaso desarrollo de las partes anteriores y frontales.


5.Contrastando con el gran desarrollo facial y maxilar (pragmatismo)


5.1.1.Abultamiento del occipucio


5.1.2. Desarrollo de los parietales y temporales


5.1.3. Frente hundida, etc.


6. La insensibilidad moral y la falta de remordimientos


7. La imprevisión en grado portentoso


8. Una gran impulsividad


Estos son los principales rasgos con los que puede contar un delincuente nato según Lombroso.


Lombroso al investigar dice que el criminal nato, idéntico al loco moral, con fondo epiléptico, ser atávico de tipo biológico y anatómico especial.


De aquí pasa a el estudio del delito y la prostitución entre los salvajes, dice que se prostituyen con mayor facilidad, que viven en la promiscuidad, que cometen fácilmente homicidio, matando niños, viejos, mujeres, y enfermos, que roban y cuyas penas son terribles, le llama particularmente la atención al canibalismo por: necesidad, religión, prejuicios, piedad filial, guerra, glotonería, vanidad, etc.


Compara, como muchas de estas actitudes, son comunes al tipo del delincuente nato, comparando a este con un salvaje, al cual le gusta tatuarse, es supersticioso, le gustan los amuletos, prefiere los colores primarios, etc. Después habla de la teoría del niño que tiene que ver mucho con la del delincuente nato, lo cual destruye el concepto del niño como una blanca paloma, al que después se le llamara “perverso polimorfo” por Freud, dice que coinciden mucho en: cólera, venganza, celos, mentiras, falta de sentido moral, escasa efectividad, crueldad, ocio y flojera, caló, vanidad, alcoholismo y juego, obscenidad, imitación.


DELINCUENTE LOCO MORAL


La descripción que Lombroso da de este loco moral son las siguientes:


1) Es su escasez en los manicomios, y su gran frecuencia en las cárceles y en los prostíbulos.


2) Son sujetos de peso de igual o mayor a la normal.


3) El cráneo tiene una capacidad igual o superior a la normal, y en general no tiene diferencia con los cráneos normales.


4) En algunos casos se han encontrado los caracteres comunes del hombre criminal (mandíbula voluminosa, asimetría facial, etc.).


5) La sensibilidad psíquico-moral es, por lo tanto, una sublimación de la sensibilidad general.


6) Se rehúsa a utilizar un tatuaje ya que son astutos y saben que es una aplicación criminal.


7) Son muy precoces o contranatural, o precedidos y asociados de una ferocidad sanguínea.


8) Son personas antipáticas que no conviven casi con nadie, odian con o sin motivos.


9) Es excesivamente egoísta pero a pesar de eso es altruista, aunque solo sea una forma de perversión de los afectos.


10) Es muy vanidoso, es propia de los criminales natos como de los locos morales, vanidad morbosa, para ser de su vida algo muy elegante.


11) Se dice por varios autores que es inteligente ya que todos sus delitos puede justificarlos.


12) Son personas bastante excitables, crueles, indisciplinados, etc.


13) Tiene una gran pereza para el trabajo.


14) Son hábiles en la simulación de la locura.


15) Tanto el nato como el moral datan de la infancia o de la pubertad.


Lee el artículo completo en la Revista Expresión Forense N° 3 en formato digital

Inscríbete a nuestro boletín de información
  • White Facebook Icon
  • Twitter
  • White Instagram Icon

Expresión Forense © 2020 Todos los Derechos Reservados.