Limpieza de Escenarios Traumáticos Forenses

Artículo extraído de la Revista Expresión Forense N° 50, escrito por Hugo Raúl Varela Escalante.


La limpieza de escenarios traumáticos y forenses, pese a lo que muchos pudieran pensar, es una actividad de alto riesgo, ya que se debe ser sumamente cuidadoso al trabajar en una zona contaminada con residuos biológicos como la sangre, heces, vómito, semen, fauna cadavérica, etc., o si la(s) persona(s) que estuvieron allí fueron portadoras de alguna enfermedad; además las condiciones en las que se encuentra la escena pueden ser muy variadas, desde manchas de sangre proyectadas en las paredes o pisos, camas, espejos y cortinas, el olor tan característico de un escenario donde se ha perdido una vida.



Aunque también cabe hacer mención de que esta actividad, además de riesgosa por lo que esto conlleva, puede resultar muy gratificante, ya que se ayuda a disminuir el dolor y la pena que embarga a una familia; la preocupación de no saber qué hacer, de como empezar a limpiar una habitación donde se ha suscitado un hecho... Es gratificante ver dibujada una leve sonrisa de los familiares al observar la habitación limpia, como se encontraba antes del evento.

Manejar un protocolo de seguridad es muy importante, ya que, al igual que en lugar de intervención, el Limpiador deberá establecer rutas de ingreso/egreso, establecer un perímetro de seguridad, acordonar, indicar la zona afectada, así como los elementos con riesgo biológico, en fin, muchas de las actividades de un Limpiador de escenarios traumáticos se relacionan con las de un Criminalista.

Lamentablemente, por cuestiones culturales o por falta de conocimiento vivimos en un país donde se cree que el agua y el jabón lo limpian todo y no es así, los elementos como la sangre o fluidos que emanan de un cuerpo en descomposición deben ser retirados en su totalidad y con reactivos especiales que trabajan sobre las enzimas y agentes patógenos, muchos de los cuales quedan aún después del agua y el jabón o en aquellos espacios pequeños o de difícil, como las grietas del piso, paredes, etc., lo que se puede convertir en un foco de infecciones por no realizarse una limpieza exhaustiva y profesional.

Para ser limpiador de escenarios traumáticos y forenses se necesita estar adquiriendo conocimiento, uno no se imagina la cantidad de información que una escena del crimen aporta, el tipo de vivienda o lugar en donde se dieron los acontecimientos, la familia y su versión de los hechos, la dinámica de hechos, en fin, una cantidad de elementos que aportan mucho y nos brindan información valiosa, aunque nuestra labor sea otra (la limpieza y desinfección) no se deja de pensar en cómo sucedieron los hechos.


Al decidirme por realizar esta actividad (que debo decirles que me ha dejado muchas satisfacciones), también fue necesario la capacitación, la búsqueda constante de instancias que brindaran una manera segura y práctica de realizar la limpieza traumática, junto con la capacitación viene el continuar investigando, leyendo y documentarse al respecto, la tarea no es fácil, no cualquiera se atreve a limpiar un escenario, se requiere de conocimiento, técnica, valor y gusto por las Ciencias Forenses.


Otro de los factores que considero fundamental en la realización de esta actividad se trata de la discreción, el ser discreto es muy importante, porque te darás cuenta de muchas cosas, de cómo se dieron los acontecimientos, los familiares o personas que solicitan mis servicios querrán explicarme con lujo de detalles lo que ahí pasó, la escena donde trabajaré me permitirá ver lo que ahí pasó, y podré emitir una opinión diferente quizá a lo que oficialmente se dijo o sabe la familia, sin embargo bajo ninguna situación la expondré, todo lo que observé y concluya deberá reservada sólo para mí.

Metodología en la limpieza de escenarios traumáticos y forenses.


Parte primordial en las actividades de limpieza y desinfección de un escenario con riesgo biológico es, contar con un adecuado protocolo de seguridad, así como la correcta aplicación de una metodología para llevar a cabo esta actividad.

Esta metodología se lleva a cabo de la siguiente manera:


A. Ventilar la zona afectada: Como parte del inicio en las labores de la limpieza traumática debemos ventilar de la mejor manera posible nuestra zona de trabajo, ya que, de esta manera, disminuimos considerablemente los olores contenidos en la habitación y con ello, el hecho de que puedan ingresar a nuestro organismo elementos dañinos o agentes patógenos a través de las vías respiratorias.


B. Ruta de ingreso y egreso: Establecer una ruta que nos permita el ingreso y egreso de la zona afectada es importante, ya que con esto podemos reducir los riesgos de contaminarse con algún elemento de riesgo biológico en la escena y podremos realizar nuestro trabajo con una mayor eficacia.


C. Observación e identificación de los elementos con riesgo biológico: A través de la observación podremos identificar los elementos encontrados en la escena que, a nuestra consideración pudieran ser portadores de riesgo biológico (prendas ensangrentadas, material punzo-cortantes, etc).

D. Acordonamiento de la zona afectada: Acordonar la zona afectada al momento de realizar los trabajos de limpieza y desinfección nos permitirá en gran medida la realización de manera segura las actividades. Es importante mencionar que al momento de los trabajos de limpieza y desinfección cada persona debe contar con una actividad específica (roles de trabajo y actuación), lo anterior con la finalidad de evitar accidentes o incidentes que en determinado momento pudieran poner en riesgo la salud de quienes realizamos dicha actividad.


E. Colocación del EPP (Equipo de Protección Personal):

El contar con equipo adecuado de Protección Personal permitirá protegernos de todos aquellos elementos que representen un riesgo para nuestra salud al momento de realizar las tareas de limpieza y desinfección, nos referimos al traje de bioseguridad completo, lentes o googles de protección, careta acrílica, mascarilla media cara ó cara completa con filtros, guantes quirúrgicos, guantes industriales o de kevlar, botas de hule, etc.

F. RPBI: La utilización de bolsas de plástico o depósitos color rojo debidamente rotuladas para identificar residuos peligrosos biológico Infecciosos según la NOM087, emitida por SEMARNAT, para todos aquellos elementos con riesgo biológico encontrados al momento de realizar la limpieza y desinfección.

G. Uso de materiales y reactivos: La utilización de productos especializados en la neutralización de enzimas de sangre, así como desinfectantes en altas concentraciones y ozonificadores de aire, nos permitirán realizar con menor riesgo nuestra labor ya que reducen la posibilidad de contraer infecciones por vía cutánea o aérea de nuestro organismo.


Campo de acción del Limpiador de escenarios traumáticos y forenses


• Limpieza Especializada en:

• Eliminación de olores.

• Bodegas de Evidencias.

• Muertes desatendidas

• Accidentes de Tránsito

• Recuperación de entorno

• Accidentes Laborales

• Suicidios

• Homicidios

• Síndrome de Diógenes (acaparadores)

• Accidentes con sangre y/o fluidos

• Incendios e Inundaciones

Dadas las circunstancias por las que atraviesa nuestro país, es importante contar con un servicio especializado en limpieza traumática y forense (suicidios, homicidios, muertes desatendidas, accidentes laborales, accidentes de tránsito, incendios, inundaciones, síndrome de Diógenes, etc).

Inscríbete a nuestro boletín de información
  • White Facebook Icon
  • Twitter
  • White Instagram Icon

Expresión Forense © 2020 Todos los Derechos Reservados.