La Importancia del Protocolo en la Identificacion Ace-V Lofoscopica

Artículo extraído de la Revista Expresión Forense N° 57, escrito por


El análisis, la comparación, la evaluación y la verificación (ACE-V) son las cuatro etapas que se siguen para realizar un examen completo entre dos dactilogramas. El enfoque del protocolo fue sugerido por primera vez por Huber Roy, de la Policía Montada de Canadá (RCMP), en 1959, siendo adoptado por David Ashbaugh, (FBI) para el examen de crestas papilares.



Sin embargo, la amplia difusión del conocimiento y la articulación de este enfoque, en realidad, no ganó notoriedad hasta la década de 1990. Dado que, en 1999, los investigadores David Ashbauhg y Stephen Meagher, adscritos a la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), testificaron sobre evidencia dactiloscópica bajo los criterios del caso Daubert.


En el juicio de United States vs. Byron Mitchell. En esta audiencia, los especialistas señalaron que, en dactiloscopia, se utiliza el protocolo ACE-V como un método generalmente aceptado, de comparación de crestas papilares.


Análisis


La primera etapa del proceso es un análisis, en profundidad, para evaluar, la cantidad, calidad y especificidad de las características, presentes en el dactilograma, este es un ejercicio de recopilación de información para establecer el nivel de detalle disponible para la comparación. En la mayoría de las comparaciones hay detalles más que suficientes para llevar a cabo la individualización, y la identificación será muy sencilla.


Si se determina que la huella latente tiene suficiente calidad, y el dactilograma disponible de origen conocido también, se pasa a la fase de comparación.


Comparación


En esta etapa se contrasta visualmente, punto por punto, de la huella latente y el dactilograma disponible. En este proceso, ha de haber coincidencia en el tipo de figura principal, (Patrón dactilar), así como entre puntos característicos que deben ser observables y visibles claramente. Sin que se encuentre ninguna discordancia que no pueda ser explicada. Una vez finalizada la comparación el especialista debe emitir un dictamen.


Evaluación


En la etapa de evaluación es importante señalar que a menudo, puede tener lugar al mismo tiempo que la comparación, sobre todo cuando la huella es clara, y tiene suficientes detalles para llevar fácilmente a cabo la individualización, o la exclusión. El examinador tiene que determinar si existe un acuerdo entre los detalles de las crestas papilares de origen desconocido y los detalles de las crestas de origen conocido, y si hay suficiente concordancia entre los detalles para eliminar a todos los posibles donantes.


De tal manera que, si la respuesta a ambas preguntas es afirmativa, entonces una conclusión de individualización o de identificación será emitida y, en caso contrario si no es así, la conclusión será de exclusión de la identidad.


Lee el artículo completo en la Revista Expresión Forense N° 57 en formato digital.

Inscríbete a nuestro boletín de información
  • White Facebook Icon
  • Twitter
  • White Instagram Icon

Expresión Forense © 2020 Todos los Derechos Reservados.