La evolución del Sistema Panóptico

Miguel Ángel Morales Gómez

El sistema panóptico ha sufrido una serie de modificaciones y alteraciones en el modo de operar y las aplicaciones incluso económicas que su puesta en marcha ha exigido. Esto ha sido así debido a que en realidad no representaba en su momento el gran ahorro que esgrimía como estandarte y propaganda en la época que vió la luz (Siglo XVII).


Es gracias a la serie de ideas de finales de 1780, que un filósofo utilitarista llamado Jeremías Bentham plasmó en su obra llamada “La panòptique”, de donde nace la reforma ideológica de observar el todo como un método de control, que al paso del tiempo se transformará en un sistema complejo, y más aún, en una forma de interacción que como veremos más adelante siguen vigente hasta nuestros días.

¿Pero quién era Jeremías Bentham?, de acuerdo a la historia de las doctrinas filosóficas, Bentham nació como un niño genio capaz de entender a temprana edad textos complejo de ciencias jurídicas e incluso obtuvo el grado de abogado antes de los veinte años, el cual ejerció por poco tiempo para dirigir sus esfuerzos a la investigación y enseñanza de un sistema que poco a poco fue dando vueltas en su cabeza, el utilitarismo.


Este sistema filosófico se base fundamentalmente en la idea de que todo lo que rodea al ser humano deberá ser considerado, medido y asimilado en la medida en como genera un beneficio, una utilidad y un bienestar al hombre, de no ser así no deberá ser condición a considerar. Esta doctrina quedo de manifiesto en su obra: “Introducción a los principios de moral y legislación” (1789), que en síntesis buscaba el mayor beneficio para la mayor cantidad de ciudadanos, y si bien no estaba de acuerdo con las ideas revolucionarias de la época, como por ejemplo la Revolución Francesa y su consecuencia la Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789, llegó a ser considerado ciudadano distinguido en Francia por sus ideas.


El sistema panóptico era una idea tomada de un método de mejora, inmediato a este sistema utilitarista, ya que es concebido para los talleres y fábricas de la época con el fin de supervisar a los trabajadores y reducir los costos de dicha supervisión. Consistía en construir centros de detención (prisiones) donde la población se encontraba concentrada en áreas comunes y que pudiera ser vigilada desde una única torre levantada a una altura considerable, donde los guardias podían observarlos, pero a su vez estos no se encontraban a la vista de los sujetos a revisión.


¿Cuál era la innovación en este sistema? Que el sujeto privado de su libertad no podía saber si efectivamente era objeto de constante vigilancia, introyectando una constante incertidumbre que actúa directamente sobre su comportamiento, haciendo que se inhibe cualquier acción antisocial por el correspondiente temor (fundado o no), de hacerse por ello, acreedor de una sanción.


Esto hacía que el sistema carcelario pudiera tener el control de los internos, en ocasiones sin la necesidad de tener realmente custodios en todo momento vigilando a los reclusos. En el tiempo del naciente sistema capitalista esta propuesta prometía un eficaz método de control a un bajo precio, por la reducción de personal que implicaba y debido a la necesidad de contar con presupuestos bajos y en teoría un efectivo control de grupo en cuestión.


Lamentablemente Jeremías Bentham jamás vio consagrado su proyecto, en virtud de la cantidad de recursos que irónicamente este requería para su construcción, sin embargo varias instituciones penitenciarias se erigieron bajo este concepto en diversas partes del mundo, incluyendo Latinoamérica (Panóptico Colombia, Cárcel de Caseros en Argentina o el Palacio de Lecumberri en México), lo que implica una fuerte influencia no sólo de sus sistemas, sino de todo su planteamiento filosófico y la practicidad de su visión.


Pero en nuestros días la idea del panóptico está mas vigente que nunca y me permitiré explicarme para dar un ejemplo claro de ello.


Siguiendo la idea de un sistema omnipresente de vigilancia, el panóptico brinda a través de sus principios un método eficaz, combinado con la tecnología. Es por ello que actualmente los sistemas más avanzados de circuito cerrado de televisión (CCTV) son los principios panópticos de hoy, ya que aplican los mismos elementos restrictivos en la conducta del individuo, siendo así, que al día de hoy sus aplicaciones ya no solo operan en el ámbito penitenciario sino que se ha ampliado a los temas laborales, escolares, civiles y militares.


En realidad el tema panóptico se ha desarrollado mas como una filosofía que como un sistema o método, transcendiendo al ámbito académico, social y cultural. Quien no recuerda la novela “1984” de George Orwell de 1949, en donde este principio se lleva a grado superlativo, siendo omnipresente el ente que vigila el mas mínimo movimiento de las integrantes de la población, provocando el mismo efecto en todos los casos, un comportamiento restrictivo y acorde a los parámetros establecidos y esperado en los individuos.


El panóptismo seguirá creciendo, ya que ahora en tiempo real podemos desde sitios remotos tener control de lugares y personas que son de nuestro interés, para en su caso, detectar conductas anómalas y hacer los correctivos correspondientes.


Sin embargo como toda actividad humana, en su caso deberá ser normada, bien se trate de una actividad ejercida por el Estado o por un particular, a fin de no caer en excesos y no violentar derechos de privacidad en aras de usar como estandarte el argumento de la seguridad. Ya no se necesita una enorme torre central omnipresente que todo lo ve, ahora es mas discreto, más sutil y silencioso, todo lo documenta una cámara y un micrófono, y con ello se es más efectivo.


Como lo expreso en su momento Tzun zu en su obra El arte de la Guerra: “…coloca un tigre al lado de una vereda y mil venados no lo cruzarán.”

Inscríbete a nuestro boletín de información
  • Twitter
  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon

Expresión Forense © 2020 Todos los Derechos Reservados.