Instrumentos de Evaluación Psicológica

Artículo extraído de la Revista Expresión Forense N° 54, escrito por Carla Michel Garcia Aldrete


La palabra psicometría significa literalmente medida psicológica, por lo tanto, los términos psico y metría hacen referencia a la medida de los fenómenos psíquicos. Tomando en cuenta lo anterior, los test psicométricos intentan medir habilidades cognitivas o rasgos de personalidad en las personas estudiadas.



Los instrumentos de evaluación psicológica son aquellas pruebas, métodos o instrumentos mediante los cuales se recolectan datos referentes a las características psicológicas de las personas a estudiar; existen muchos instrumentos que sirven para dicho fin y, de igual forma, los test adquieren distintas formas dependiendo de su modo de presentación, material con el que están hechos o el objetivo planteado.


Los instrumentos psicológicos fueron creados con base en teorías psicológicas que intentaban evaluar o medir las diferentes características que forman parte de la psique del individuo. Los test psicológicos observan en la conducta y en la expresión de la subjetividad del sujeto para inferir sus características y el estado mental, siendo necesario un análisis posterior con el fin de poder extraer información con significación clínica.


Cabe destacar que intentan, en la medida de lo posible, que la información obtenida a través de su realización sea válida y fiable, intentando reflejar lo que se pretende medir (no olvidemos que las características psicológicas son constructos no observables directamente) y que pueda ser replicado por otros profesionales (es decir, que la información de un sujeto pueda ser obtenida por otro profesional sí realiza la misma medición).

Al momento de realizar un test psicológico hay numerosos aspectos que tenemos que tener en cuenta, principalmente, al valorar qué tipo de información queremos obtener y de qué manera vamos a conseguirla. Algunas de las principales dimensiones que deben evaluarse son las siguientes:


1. Nivel de estructuración. Test psicológicos no estructurados, el contenido de la evaluación va variando según las respuestas del sujeto; test semiestructurados, se ofrece libertad de respuesta y las preguntas varían en función de la información que se refleja, se intenta seguir un guión más o menos prefijado; test estructurados, si bien se tienen en cuenta las respuestas emitidas, la evaluación sigue un curso predefinido.


2. Nivel de voluntariedad. El grado de control que tiene el sujeto respecto a la respuesta emitida.


3. Nivel de enmascaramiento. Se entiende por enmascaramiento el grado en que el sujeto conoce la finalidad del test que se le está aplicando, y/o las connotaciones de sus respuestas. En este sentido, las pruebas pueden ser enmascaradas, por ejemplo, el test de Rorschach, en el que el individuo no conoce que significan sus respuestas.


4. Nivel de objetividad. El nivel de objetividad de los datos hace referencia al grado en que las respuestas son derivadas de la subjetividad del evaluado o bien se trata de datos empíricos y visibles. Existen diferentes tipos de test psicológicos; los objetivos y los subjetivos, todos los instrumentos de medición pueden ser evaluados en este sentido.

También existen diferencias en las pruebas según el número de evaluados


1. Test individuales. Se trata de aquellas pruebas psicológicas en los que se evalúan las características o el rendimiento de un único sujeto.


2. Test colectivos o grupales. Son aquellos que se realizan en grupo y suelen requerir menor nivel de entrenamiento para su aplicación que los individuales. Si bien permiten ahorrar tiempo y dinero, presentan cierta pérdida de información respecto al individuo y se dificulta en gran medida la evaluación por parte de un psicólogo o evaluador.


Los test también pueden clasificarse en función del tipo de contenido mental que evalúan.

Pueden clasificarse de acuerdo a distintos tipos de categorías, algunas de ellas son:

1. Test de Inteligencia.

2. Test de aptitudes.

3. Test de personalidad.

4. Tests de psicopatología.

5. Test neuropsicológicos.

6. Test de desarrollo/envejecimiento.

7. Test de intereses/vocación profesional.

En la actualidad existen una amplia gama de instrumentos psicológicos, algunos de los más utilizados son los siguientes:

Test Guestálico Visomotor de Lauretta Bender

Es un test no verbal, consiste en la copia de una serie de nueve formas geométricas de las diez seleccionadas por el psicólogo alemán Max Wertheimer. Posee un valor clínico para la exploración del desarrollo de la inteligencia infantil. Al valorar el área perceptomotora hace posible determinar si existen indicios de algún daño orgánico cerebral o de disfunción neurológica que altere su coordinación, percepción y/o conducta, así como en el diagnóstico de los diversos síndromes clínicos de deficiencia mental, afasia, desórdenes cerebrales orgánicos, psicosis mayores, simulación de enfermedades y psiconeurosis. Puede emplearse además como un test proyectivo.



Test de la figura humana de Karen Machover


El test de la figura humana de K. Machover (TFHM), o Proyección de la personalidad en el dibujo de la figura humana, es un test gráfico en el que se le pide al sujeto que dibuje una figura humana completa.

Concretamente se le dice: “Dibuje una persona”; luego, si dibuja un hombre, se le pide que dibuje una mujer y viceversa. Si no hay tiempo para que haga dos dibujos, se le pide que dibuje una persona de su propio sexo. El objetivo es el de analizar especialmente aspectos de la personalidad del sujeto en relación a su autoconcepto, a su imagen corporal y su estado emocional actual.


Test de la Casa – Árbol – Persona (H.T.P) de John N. Buck


El test proyectivo H.T.P. (siglas inciales en inglés para las palabras Casa, Árbol, Persona) consiste en pedirle al sujeto que dibuje, en hojas en blanco, cada uno de estos elementos; este tipo de prueba permite al analizado proyectar con más facilidad sus áreas de conflicto y elementos de su personalidad, es decir, se establece un tipo de comunicación eficaz en la que elementos conscientes e inconscientes salen a relucir en un ambiente terapéutico, a través de estos dibujos se podrá ver cómo un individuo experimenta su yo en relación con los demás y el entorno familiar. Este test está compuesto de dos fases; la primera fase podemos definirla como no verbal y creativa, es el momento en el que el sujeto dibuja una casa, un árbol o una persona en función de la consigna que se le haya dado; en la segunda fase el sujeto cuenta la historia de cada uno de estos elementos en los tres tiempos (pasado, presente, futuro); también hay psicólogos que realizan una serie de preguntas estructuradas.



Test de la persona bajo la lluvia de Arnold Abrams


El test Persona bajo la lluvia es otra prueba proyectiva que tiene una aplicación muy sencilla. Más allá de las habilidades artísticas de cada uno, se hallan diversos factores que intentan ser evaluados por este instrumento. Esta prueba sitúa a la persona en una situación de estrés más o menos moderada. Hay que ejecutar un dibujo en un tiempo determinado donde además se requiere de cierta inventiva, habilidad y precisión.



Test de la familia de Louis Corman


En ella se analiza la percepción que tiene el niño de su familia y del lugar que ocupa en ella. El test de la familia fue creado por el psiquiatra Maurice Porot (1952) y basado en el dibujo libre que tanto gusta a los niños. Luis Corman (1961) introdujo modificaciones importantes en las instrucciones. Mientras que Porot daba al niño instrucciones precisas (“dibuja tu familia”), pues le interesaba conocer la representación del paciente y no como era en realidad, Corman decía; “dibuja tu familia, una familia que tu imagines”. La instrucción era más vaga y menos precisa, aquí se analizan las tendencias inconscientes que se expresaban de esta forma con mayor facilidad.



Test de frases incompletas de Joseph M. Sacks

Se constituye en una prueba proyectiva que tiene por finalidad evidenciar proyecciones inconscientes en la tercera persona bajo la forma de deseos, hostilidades, afectos e impulsos. Como algunos otros test, se espera que el sujeto refleje sus propios deseos, apetencias, temores y actitudes en las frases que compone, sin embargo, en este test la producción del sujeto no depende tanto de la interpretación del estímulo, como de lo que puede y quiere escribir en la prueba.


Test de matrices progresivas de John Raven

Es uno de los instrumentos más utilizados para medir el razonamiento analógico, la capacidad de abstracción y la percepción. Sus 60 preguntas permiten evaluar el factor “g” de inteligencia propuesto por Charles Spearman. Los dos componentes principales de la “g” de Spearman son; la capacidad de pensar con claridad y darle sentido a la complejidad, conocida como habilidad Deductiva; y la capacidad de almacenar y reproducir información, conocida como habilidad reproductiva. Esos procesos mentales y cognitivos más generales donde solemos dar respuestas más o menos a efectivas a los problemas cotidianos.



Inscríbete a nuestro boletín de información
  • White Facebook Icon
  • Twitter
  • White Instagram Icon

Expresión Forense © 2020 Todos los Derechos Reservados.