Hidrocodona


Artículo extraído de la Revista Expresión Forense N° 32, escrito de manera anónima.


La hidrocodona es un opioide sintético que se usa principalmente en parte como analgésico y antitusivo (fármaco empleado para tratar la tos). Hay literalmente cientos de productos en el mercado que contienen hidrocodona. Sin embargo, el poder adictivo de la hidrocodona significa que cualquier cosa que contenga este ingrediente es una sustancia controlada que sólo puede obtenerse con receta médica.



Algunos de los productos que contienen hidrocodona son: Anoxia; Baltussin, Decoded, Donatussin, Hycet, Hycodan, Hycomine, Hydrococet, Loretta, Lortab, Norco, Novahistex, Panacet, Tussionex,Vicodin, Xodol, Zeiden, etc.

La hidrocodona reemplazó a muchas de las prescripciones de codeína que se solían recetar. Ahora se escriben más de 139 millones de recetas cada año para medicamentos que contienen hidrocodona. Junto con la heroína y la oxicodona (que a menudo se vende como OxyContin), la hidrocodona es uno de los opiáceos más populares de los que se abusa. Eso hace que sea una droga muy común en lo que se refiere a la adicción también.


Cada año, se estima que cinco millones de personas abusan de analgésicos. Algunas personas abusarán de ellos una vez, y algunos otros abusarán de ellos lo suficiente para que aparezcan las ansias y les impulse a consumir más.


Por otro lado, algunas personas los utilizarán legítimamente y luego encontrarán que les gusta cómo esa droga les hizo sentir. Esto conducirá a un consumo excesivo de la droga y a la adicción eventual.


El consumo excesivo de opiáceos puede ser potencialmente mortal. Los opiáceos como la hidrocodona deprimen la respiración, lo que significa que hacen que la respiración sea lenta y superficial. Si se toman demasiadas pastillas, o si se toman junto con otros medicamentos que también afectan a la respiración, como el alcohol o las benzodiacepinas, puede resultar la muerte. O si una persona ha desarrollado una tolerancia y por lo tanto toma más hidrocodona para compensar, él puede llegar a tomar lo suficiente como para matarle.

Una tercera manera en que la hidrocodona puede matar es a través de la destrucción del hígado. Se informó que se añadió acetaminofeno a la hidrocodona para desalentar el abuso, ya que el acetaminofeno puede dañar el hígado en altas dosis. Pero al parecer, muchas personas no saben acerca de este hecho o han decidido ignorarlo a favor de un ‘buen” método de drogarse.


Para solucionar este punto del daño del acetaminofeno, algunas compañías farmacéuticas están trabajando con formulaciones que son todo-hidrocodona. Por un lado esto es bueno porque hay menos posibilidades de que se produzcan daños en el hígado o que el hígado deje de funcionar entre las personas que tienen dolor crónico y que por lo tanto necesitan la administración de un medicamento para el dolor a largo plazo. Por otro lado, esto puede ser una idea terrible, ya que puede caer en las manos de personas que deseen obtener una más potente píldora de todo-hidrocodona.


Se describe la nueva píldora como tener una dosis de hidrocodona diez veces más fuerte que las píldoras que hay actualmente en el mercado. Dos de las tres empresas que trabajan en esta formulación están trabajando en características anti-abuso (por ejemplo, impregnación de plástico con el medicamento que es absorbido por el cuerpo, dejando atrás las masas de plástico que pueden salir intactas del cuerpo).

Inscríbete a nuestro boletín de información
  • White Facebook Icon
  • Twitter
  • White Instagram Icon

Expresión Forense © 2020 Todos los Derechos Reservados.