Frances Glessner Lee, la Mujer que le da Auge a la Medicina Forense


Nacida el 25 de marzo de 1878, hija de John Jacob Glessner, propietario de la International Harvester, y su esposa, Sarah Frances Machbeth, Frances era una mujer que no tenía preocupaciones del ámbito económico, debido a que creció en el núcleo de una de las familias más prominentes de Chicago. Educada en la Glessner House por tutores personales junto a su hermano George, los hermanos fueron recluidos en aquella jaula de cristal, donde soñaban despiertos al leer novelas policíacas, siendo éste género del que eran apasionados estos pequeños lectores. Frances, pudiendo llevar una vida sin preocupaciones, contrajo matrimonio a los 19 años con un prestigioso abogado, con el cual procreó 3 hijos, en aquellos tiempos era costumbre la negación al acceso de una educación especializada a las mujeres, pero Glessner Lee tenía esa ambición de poder estudiar medicina o enfermería, y poder ejercer en el ámbito forense.



Aunque a nadie le pasara por la cabeza que su destino era mucho más grande de lo que parecía, años después, y después de divorciarse en 1914, Frances contó lamentables perdidas de familiares cercanos, ocasionando que heredara toda una gran fortuna, haciendo que sus posibilidades de ser una mujer independiente aumentaran.

Durante ese tiempo, Frances pudo cruzarse en su camino con George Burgess Magrath, compañero de estudios de su difunto hermano en la carrera de medicina, y con el cual Frances congenió desde el principio. Esta mancuerna trajo como resultado la creación del Departamento de Medicina Legal de Harvad en 1931 y tres años después la Biblioteca Magrath de Medicina Legal.


Después de un tiempo, aproximadamente 3 años, Frances inicio un nuevo proyecto, la recreación de asesinatos reales para auxiliar a la policía e investigadores a desentrañar los casos sin resolver. Creo casas de muñecas, las cuales tenían muebles, objetos e incluso los rostros ensangrentados de las víctimas, siendo demasiado realista, y se volvieron escenas de crimen reales las cuales expuso en seminarios que llevaban por nombre Nutshell Studies of Unexplained Death.


Esas maquetas le ayudaron a tener reconocimiento en la comunidad científica como respeto de jueces y policías siendo en 1943 la primera mujer en asumir el cargo de Capitán de Policía en New Hampshire.


A pesar de ser un trayecto tardado y largo, este es un gran ejemplo de una mujer que logro conseguir y realizar sus sueños profesionales, reconocida como la Madre de la Medicina Forense, aún después de su muerte el 27 de enero de 1962 sus dioramas siguieron de gran ayuda para muchas recreaciones de escenas, incluso en la actualidad se llega a usar este método.


Fuentes:

todoliteratura.com

mujeresenlahistoria.com

Inscríbete a nuestro boletín de información
  • White Facebook Icon
  • Twitter
  • White Instagram Icon

Expresión Forense © 2020 Todos los Derechos Reservados.