Etiopatogenia del fenómeno del diente rosa (Post mortem)


Por Arturo Cesáreo Zamora Alvarado

El fenómeno del Diente Rosa después de la muerte es común en la odontología forense, desgraciadamente todavía se desconoce mucho acerca del porqué se presenta y únicamente tendemos a mencionarlo en los dictámenes sin ningún peso de causal de muerte.


Thomas Bell habló por primera vez del fenómeno de los dientes de color rosa en 1829. Para 1990 Saino y Cols., describió una coloración rosa en los dientes de personas que habían sufrido asfixia (por ahogamiento o estrangulación).


Bell infirió hipótesis primitivas, donde explicó que se debía a un aumento de la presión pulpar, lo que provocaba la formación de dientes color rosa.


En 1953, Miles y Cols. fue la siguiente persona en dar una descripción detallada de manera similar, observó a dos individuos, uno ahogado y el otro enterrado vivo, dándose cuenta de que las coronas de los dientes eran rosadas y que el color se extendía apicalmente con menor intensidad. Esta coloración no se distribuyó en todo el resto de los dientes e incluso las piezas adyacentes mostraron diferentes intensidades de coloración.


Modernos estudios parecen consistentes con los resultados de las investigaciones anteriores; donde se des- cribe una profunda coloración rojo-rosada de la corona de los dientes, particularmente disminuyendo la tonalidad en la unión cemento-esmalte, pero visible aún debajo del esmalte. (Figura 1)

Figura 1. Fenómeno del Diente Rosa

Etiopatogenia del Fenómeno del Diente Rosa (Post mortem)


Posterior a la muerte, en cierto tiempo y condiciones, el tejido de la pulpa dental puede sufrir un proceso de autolisis, liberando la hemoglobina que se mantiene soluble. Esa hemoglobina pasa a la dentina a través de los túbulos dentinarios (Figura 2), formándose la protoporfirina al momento de su degradación, la cual es una molécula orgánica que se une

al hierro, originando los grupos hemo existentes en la hemoglobina y la mioglobina

responsables del color rojo, hecho que demostraron Beeley y Harvey en 1973, Clark y Law

en 1984, y que ya señalan Miles y Fearnhead en 1954 (Figura 3). Se encontró que el grupo hemo de los pigmentos que se relacionan con el fenómeno del Diente Rosa (Postmortem) son la hemoglobina, las porfirinas, hemosiderinas y pigmentos biliares, de estos, el más importante es la hemoglobina. La hemosiderina está compuesta por un marco de proteína combinada con ácido férrico y es producto de la degradación de la hemoglobina, pero sólo se produce cuando la ruptura es producida por los macrófagos. Se concluyó que el pigmento hemoglobina es el probable responsable de las manchas color rosa post mortem.

Figura 2. Túbulos Dentinarios. (cortesia: www.jorgerengifob.com)


Figura 3. Protoporfina.


Esto hace que, desde la transparencia del esmalte de la corona o bajo la delgada capa del cemento, la dentina haga parecer al diente rosa.


Otros factores como la descomposición, el ambiente húmedo, condiciones de congelación, calor, inmersión en agua fresca y exposición a toxinas, van a conseguir que se acelere la hemólisis y esto facilite la coloración.


Está más que claro que la hemoglobina es la que da la coloración rojiza al diente. Todos los estudios anteriores han comprobado que la hemoglobina sólo se filtra en la dentina del diente, no ha habido ni un sólo caso en el que se hayan presentado filtraciones en el esmalte, cemento o dentina secundaria.


Otra característica de los dientes rosas es el cambio de color experimentado por determinadas circunstancias; la temperatura ambiental, la luz solar y el clima seco pueden cambiar la coloración de rojo-rosa al marrón.


Estudios refieren que el alto porcentaje de Diente Rosa en cuerpos recuperados del agua (asfixia por sumersión) podría deberse a la posición natural en la que flotan los cuerpos, con la cabeza por debajo del torso, lo que permitiría a la sangre filtrarse pasivamente en la cabeza. Pero el hecho de que la pigmentación de los dientes no ocurra en todos los casos de ahogamiento o estrangulación, indica que debe de haber otros factores implicados aparte de la congestión de sangre.


Fisiológicamente, la actividad fibrinolítica y el aumento de catecolaminas que se producen en las muertes por deficiencia de oxígeno, favorecen la aparición del fenómeno del Diente Rosa. La coloración puede deberse asimismo a la presencia de carboxihemoglobina en el diente.



Figura 4. Pigmentación en caninos, incisivos y premolares más que en otros dientes.


Dicho fenómeno se ha notado con mayor frecuencia en caninos, incisivos y premolares que en otros dientes (Figura 4), y han aparecido con mayor frecuencia en jóvenes que en adultos. Esto se debe a que las cavidades pulpares en jóvenes son amplias y vascularizadas, esta amplitud y vascularidad se ve reducida con la edad y la aparición de dentina secundaria. Esta teoría sólo tendría sentido si además asumimos la hipótesis de que uno de los factores principales para la formación del fenómeno del Diente Rosa es la suficiente presencia de sangre en la cavidad pulpar, así, cuando la hemólisis ocurre, una cantidad suficiente de hemoglobina está presente para distribuirse por la dentina, esparciendo su color rojo. De esta forma, se puede resumir que la capacidad de los dientes para experimentar la pigmentación depende de la vitalidad y vascularidad de la pulpa antes de la muerte.


El esmalte, el cemento, la dentina esclerótica y secundaria se salvan, esto sugiere que los túbulos desempeñan un papel vital en la formación de la pigmentación, a mayor diámetro, mayor es la posibilidad de la pigmentación de la dentina.


En 1957, sin embargo, Miller encontró que el fenómeno también puede ocurrir en personas vivas, frecuentemente asociadas con enfermedades infecciosas, por ejemplo, la fiebre tifoidea. Las causas en el fenómeno del Diente Rosa (Post mortem) son diferentes

y variables.


La reabsorción de las raíces de dientes temporales también se traduce en una coloración rosa en la corona. Varias hipótesis se han propuesto, el vínculo común que se ha sugerido, es que la coloración es inducida por la hemoglobina y sus derivados dentro de la necrosis pulpar, en los casos en que la sangre se ha acumulado en la cabeza y dependiendo de la lividez (hipóstasis).


La presencia de la hemoglobina en la dentina se podría explicar por el aumento repentino de la presión arterial durante una acción altamente traumática, como ser estrangulado o asfixiado hasta la muerte por el v.mito, lo cual puede conducir a la ruptura del sistema arterial en el diente y el resultado en la presencia de eritrocitos en la pulpa.


La muerte súbita también puede conducir al fracaso de los mecanismos de la coagulación, para que la sangre conserve las propiedades de sus fluidos post mortem. El tiempo de retraso observado entre la muerte y los productos de color rojo sangre que llega a la dentina, se pueden explicar por el hecho de que los eritrocitos tienen un diámetro promedio 7.5μm, mientras que los túbulos dentinarios son sólo de 3μm. Para la dentina de color rosa sólo puede ocurrir después de la ruptura de las paredes celulares de los eritrocitos (hemólisis), pues esto permite que los productos de la hemoglobina y la descomposición, como las porfirinas, se filtren en la dentina (Figura 5).


Figura 5. Diámetro de los Túbulos Dentinarios.


Debido a la vasodilatación arterial, la sangre penetra en el tejido pulpar, creando las condiciones para los dientes de color rosa. Una amplia cantidad de sangre debe estar presente en la cámara pulpar con el fin de liberar suficiente hemoglobina o hemoglobina derivada de la hemólisis, que penetra en los tejidos duros dentales.


Incisivos, caninos y premolares parecen teñirse más intensamente que otros tipos de dientes.


Los dientes con caries no se manchan tan pronto como los dientes sanos, debido a una reducción inicial en el volumen de la pulpa y una disminución de la cantidad de la

sangre en la cámara pulpar (Figura 6). Otra razón para esto podría deberse a la presencia de dentina esclerosada o secundaria, que evita que el diente se impregne de hemoglobina, evadiendo la pigmentación de color rosa.


Figura 6. Los dientes con caries no se pigmentan de color rosa.


Para un análisis posterior se deberían valorar las relaciones entre las dos principales variables que parecen contribuir a que se presente el fenómeno

del Diente Rosa:


1. El tiempo transcurrido desde la muerte y,

2. La forma de la muerte.


No todos los dientes desarrollan este fenómeno, ya que la sangre se acumula (o no) dependiendo de la gravedad y el posterior livor mortis (hipóstasis) de la sangre. Es probable que el fenómeno de los dientes de color rosa sea un proceso comprensible, producto de la extravasación de eritrocitos a partir de los capilares que se encuentran en el tejido pulpar (de mayor a menor presión), de la hemólisis de la hemoglobina, así como la posterior liberación de sus derivados.


Fenómeno del Diente Rosa Ante mortem vs Post mortem


Es necesario explicar la aparición de coloraciones rosadas en dientes de personas vivas, para poder entender cuando se presente en cadáveres.


Este fenómeno, es multifactorial:


Traumatismo: es común que aparezcan dientes con coloración rosa en pacientes que han sufrido un traumatismo dental, la causa estaría en la ruptura de los vasos de la pulpa después de sufrir el traumatismo; la sangre se difunde en los túbulos dentinarios, dando al diente casi inmediatamente una coloración rosa oscuro, que se vuelve rosa-marrón unos días más tarde. En estos casos, muy rara vez puede ocurrir que la pulpa siga viva y con el tiempo reabsorbe la hemorragia intrapulpar para recuperar su color blanco original (Figura 7).

Figura 7. Pigmentación por traumatismo.


Reabsorciones: en algunos dientes podría aparecer un punto de color rosa que indicaría una reabsorción interna de la pared de la pulpa. Esto es debido a una formación patológica de un tejido de granulación y a una acumulación de células gigantes en la pulpa dental. Asimismo, las reabsorciones externas pueden producir coloración rosada de los dientes.


Enfermedades sistémicas: se han registrado casos de dientes rosas relacionados con enfermedades como el tifus y la porfiria congénita. Uno de los signos frecuentes, aunque no patognomónicos de la porfiria congénita, es la coloración rosada en los dientes.


Cementos de Endodoncia: otra causa de la que se tiene constancia, es la aparición de dientes rosas debido a inducción por cementos de endodoncia.


Alteraciones de la presión: casos conocidos y bastante peculiares, descritos por Beeley y Harvey (1973), son el de un piloto de combate que experimentó un giro invertido en un avión y el de un gato anestesiado introducido en una centrifugadora. En ambos casos el proceso de formación del Diente Rosa es similar al de un traumatismo, aunque en estos últimos, la rotura de los vasos se debe a una fuerte presión.


Por último, se cree que la aparición del color rosado alrededor de una restauración de amalgama está relacionada con el óxido de mercurio.


El diagnóstico diferencial entre ante mortem y post mortem del fenómeno del Diente Rosa no debería ser un problema, ya que hay otros factores que el odontólogo forense debería considerar, como la historia clínica, dientes involucrados, localización, extensión e intensidad de la coloración.


Discusión


Los hallazgos en las autopsias de dientes color rosa son signos patológicos que se mantienen por haber estado en un ambiente específico durante un tiempo prolongado (Figura 8). Sin embargo, otros factores han sido reportados, como la decoloración debido a la terapia endodóntica, lesiones traumáticas dentarias, reabsorciones y trastornos sistémicos. La mayoría de los autores informan de un retardo de tiempo entre la muerte y la formación de dientes de color rosa. Cuando la causa de muerte es conocida, los informes de la literatura forense sugieren que los sujetos con los dientes de color rosa han muerto como resultado de un trauma físico importante, como un disparo. En muchos casos, cuando no hay pruebas directas de violencia la causa de muerte, se atribuye a la asfixia. Por lo tanto, la incidencia de los dientes de color rosa en las personas que murieron por asfixia parece ser mayor que en otras formas de muerte no natural, quizás debido a la extravasación de sangre causada por un rápido aumento de la presión venosa.


Figura 8. Fenómeno del Diente Rosa.


El estrés de otros autores es debido a que no hay una conexión evidente entre la aparición de los dientes de color rosa y la causa de la muerte.


Por lo tanto, considero que no debe ser tomada como evidencia forense específica

una vez que ocurre, incluso semanas después. El fenómeno de los dientes de color rosa debe ser estudiado con el fin de dilucidar su función como un hallazgo post mortem; hasta ahora una relación exacta entre la causa de la muerte y el fenómeno es desconocida.


En la actualidad, no hay un gran número de publicaciones sobre este tema que proporcionen un conocimiento incuestionable sobre el papel de este fenómeno en las causas de muerte en las investigaciones de odontología forense.

Inscríbete a nuestro boletín de información
  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon

Expresión Forense © 2020 Todos los Derechos Reservados.