Determinación de la Edad por Dentadura

Artículo extraído de la Revista Expresión Forense N° 21, escrito por


La determinación de la edad cronológica de un individuo vivo o de un cadáver, es una actividad frecuentemente solicitada al equipo médico-legal. Este indicador de madurez, se define como el tiempo que transcurre desde el nacimiento hasta el momento en que se requiere su estimación, ó hasta la muerte.


Para su cálculo, los expertos forenses investigan la edad fisiológica, la cual mide los cambios que se producen a lo largo del crecimiento y el desarrollo, como por ejemplo, la edad mental, la edad dental y la edad ósea. También pueden calcular la edad patológica, que comprende el estudio de aquellos trastornos y enfermedades que causan deterioro en los tejidos a medida que avanza la edad, tal y como ocurre con el desgaste dental, la transparencia de la raíz y la artrosis de la articulación temporomandibular.


Según Ritz-Timme, dos factores relacionados con sucesos de tipo socio-político a nivel mundial, han incrementado la necesidad de desarrollar técnicas más exactas para la estimación de edad. Por una parte, las acciones de grupos terroristas, los conflictos bélicos y el aumento en los índices de violencia, han elevado las cifras de cadáveres y restos humanos no identificados. Así mismo, problemas socio-culturales como la infancia abandonada y la inmigración, exigen la estimación de la edad en individuos vivos, debido principalmente a la carencia de pruebas válidas de la fecha de nacimiento, lo cual es necesario en los casos de adopción de niños, delincuencia juvenil, reclamo de pensiones y solicitud de asilo político.


Ahora bien, para la valoración de la edad dental se emplean dos tipos de métodos. Unos, evalúan el estado de la erupción dentaria, con la desventaja de que este proceso es afectado por agentes externos, tales como la caries, las fuerzas oclusales y los tratamientos restauradores. Otros, consideran el estadío de calcificación de la pieza dental.

Entre éstos, el método universalmente utilizado es el publicado por Demirjian y cols. en 1973, basado en un estudio de una población de niños de origen franco-canadiense.


Mediante este método se evalúa el desarrollo de siete dientes inferiores permanentes en una radiografía panorámica, obteniéndose la edad dental mediante el uso de tablas de conversión. La diferencia entre la edad calculada y la edad cronológica real conocida, revela un avance o retrazo al compararla con el estándar.


Así mismo, los estudios radiográficos en los niños han identificado la presencia de puntos de osificación secundarios, los cuales son de aparición paulatina en diferentes regiones corporales y están relacionados con la edad fisiológica. Se le ha otorgado valor selectivo a la rótula, el hombro, el codo, el pie y la mano, siendo ésta última la de mayor valor predictivo. El método publicado por Greulich y Pyle en 1959 desarrollado con una muestra de niños blancos americanos de familias de nivel socio-económico alto, es ampliamente utilizado por los clínicos, debido a que tiene un buen grado de confiabilidad y es sencillo en su aplicación. En dicho método, una serie de reproducciones de radiografías se encuentran agrupadas en un atlas, cada una de las cuales representa la maduración ósea, organizadas según edad y sexo. Para la estimación de la edad ósea se practican radiografías de la mano izquierda, cuyas imágenes se comparan con las reproducciones existentes en el atlas, evaluándose los patrones de osificación de todos los huesos carpales y centros epifisiales, obteniéndose entonces, una edad ósea aproximada para el caso en estudio.


Se ha propuesto que para la evaluación clínica completa de la maduración esqueletal de un paciente, la edad ósea debe ser correlacionada con la edad dental. Recientemente, Garamendi y cols. concluyeron que la combinación de variables de edad ósea y edad dental, supone una mejoría significativa en la predicción de la edad cronológica de los sujetos mayores o menores de 18 años, empleando los métodos de Greulich y Pyle para edad ósea, y de Demirjian y cols. para edad dental, basado en el desarrollo de los terceros molares, en una población de inmigrantes indocumentados de origen marroquí.


Considerando lo antes expuesto, el presente trabajo tiene como propósito determinar si la combinación de la edad ósea calculada mediante el método de Greulich y Pyle y la edad dental estimada empleando el método de Demirjian y cols., en una ecuación de regresión múltiple, es más precisa y eficaz en la predicción de la edad cronológica, en una muestra de niños en edad escolar, en comparación con la obtenida mediante las ecuaciones de regresión simple que emplean la edad dental y la edad ósea, como variables predictoras independientes.


MATERIALES Y MÉTODOS:


Sujetos:


Se realizó un estudio preliminar de tipo prospectivo, transversal y correlacional. La población en estudio estuvo conformada por los pacientes con edades comprendidas entre 6 a 12 años que asistieron al Servicio de Odontología de la Unidad Educativa “Lucila Palacios”, y del Centro Integral de Atención al Niño y al Adolescente (CIAN) de la Facultad de Odontología de La Universidad del Zulia, ubicada en Maracaibo, Estado Zulia. Se seleccionó una muestra no probabilística conformada por 30 individuos (16 del sexo masculino y 14 del sexo femenino) que acudieron a consulta durante el período comprendido entre el mes de Mayo y Diciembre del año 2003. Se aplicaron como criterios de inclusión, el no presentar enfermedades sistémicas y además, que sus medidas de talla y peso estuvieran de acuerdo a su edad y sexo, según los percentiles de crecimiento y desarrollo publicados por Mendez y cols. 15. Los criterios de exclusión fueron la presencia de enfermedades sistémicas y de valores de talla y peso, no acordes con su edad y sexo, de acuerdo a los autores antes mencionados.


Procedimientos


El registro de los datos se llevó a cabo en una historia clínica, la cual incluye datos personales del paciente, grupo étnico, datos socioeconómicos, antecedentes médicos de los padres, examen físico, gráficas y tablas para las medidas de talla y peso.


Evaluación antropométrica


Se realizó una evaluación antropométrica, tomando en cuenta los indicadores que permiten un diagnóstico de niños normales o con alteraciones nutricionales. Los indicadores utilizados fueron los siguientes: Peso para la edad (PE), Talla para la edad (TE), Peso para la Talla (PT) y circunferencia cefálica para la edad (CC-E). La información recolectada se anotó en las tablas y gráficas de crecimiento que constituyen los patrones de referencia para la evaluación del crecimiento del niño y se utilizaron los percentiles 10-50-90. Si el valor encontrado se situaba en los percentiles extremos, particularmente por arriba del 90 o por debajo del percentil 10, el niño no se incluyó dentro de la muestra.


Evaluación radiográfica


Las radiografías de mano y muñeca, así como las panorámicas, fueron analizadas utilizando un negatoscopio, y se empleó una lupa para la ampliación de las estructuras, en los casos necesarios. La recolección de los datos la llevaron a cabo dos examinadores del Laboratorio de Odontología Forense. La calibración se realizó analizando la muestra, y cada uno de ellos realizó la comparación de los resultados obtenidos mediante un análisis estadístico de varianza y se determinó si existían diferencias significativas. La información fue tabulada cuando las diferencias no fueron significativas.


Lee el artículo completo en la versión digital de la Revista Expresión Forense N° 21.

Inscríbete a nuestro boletín de información
  • White Facebook Icon
  • Twitter
  • White Instagram Icon

Expresión Forense © 2020 Todos los Derechos Reservados.