Dicotomía Organizado y Desorganizado: Análisis de la Clasificación de Asesinos en Serie del FBI

Artículo extraído de la Revista Expresión Forense N° 56, escrito por Isaac Palacios Castillo


La clasificación organizado-desorganizado de asesinos en serie ha sido una tipología para realizar perfiles criminales que se ha desarrollado y llevado a cabo por el FBI desde 1979 cuando los miembros de la unidad de ciencias del comportamiento, realizaron una serie de entrevistas a 36 asesinos en serie y violadores.



Esta clasificación describe la dicotomía de asesinos organizados y desorganizados, los cuales fueron descritos por medio de la información de las entrevistas realizadas y donde hicieron la distinción debido al motivo, tipo de violencia etc.


Básicamente esta clasificación sostiene que una escena del crimen que se observe organizada sugiere una persona psicópata y una escena del crimen desorganizada sugiere una persona psicótica.



Debemos tomar en cuenta, que las escenas del crimen presentan tanto características de uno como del otro, es decir, características del asesino organizado y características del desorganizado, por lo que técnicamente serian asesinos mixtos, aunque se debe tomar en consideración que no por que presente una o dos características de un tipo a comparación de 10 caracteres del otro, se sigue calificando como mixto.


Plantea el Dr. Robert Ressler (2005): “El lector tiene que recordar, sin embargo, que cuando digo que un rasgo particular es propio del delincuente organizado, no significa que esté presente en el 100% de los casos, sino en general”.


Partiendo del párrafo anterior, se puede entender que, las escenas del crimen presentan características de ambos, se debe tomar en cuenta que el hecho de que presentan alguna característica del otro no forzosamente es un asesino mixto. Ej. No por tener características de un paranoico tiene un trastorno paranoide.


El Dr. Ressler explica de mejor manera lo anteriormente mencionado, y dice: “...Me baso en nuestras entrevistas y el análisis de las escenas de crímenes, que muestran que esta conducta se produce en más del 75% de los casos, un porcentaje lo suficientemente alto como para poder generalizar.”


Esto es un impedimento a la hora de realizar un perfil criminal, dado que las características de cada uno tienen una base estadística y a pesar de que esta clasificación es para tipificar a un tipo específico de agresores, la mayoría de estos no encaja exactamente en dicha tipología ya sea organizado o desorganizado.


Un asesino mixto es el que presenta combinaciones del asesino organizado y desorganizado, por lo que no se pueden definir en alguno de estos dos. Estos asesinos, actúan como un organizado en una época de su carrera y en otra actúan como un asesino desorganizado, o también, en toda su carrera se manifiestan las características de ambos y no de forma específica como total. Es muy poco el margen de aparición de este tipo de asesinos, debido a que en la mayoría de los casos son organizados o desorganizados de acuerdo con esta metodología.


Un ejemplo de este tipo de asesinos es el del conocido Jeffrey Dahmer, este asesino mostraba características tanto de organizado, pues acechaba a sus víctimas, les ofrecía dinero y les engañaba para llevarlos a su departamento, ocultaba las pruebas de los crímenes después del asesinato, y mostraba características de un asesino desorganizado llevando a cabo relaciones sexuales con los cadáveres de las víctimas, consumió partes de los cuerpos de las mismas, y conservaba algunas partes de los cuerpos y consumía parte de éstos, debido a estos actos, en los cuales no se podía clasificar a Dahmer como organizado o desorganizado, se le consideró un asesino mixto.


Otro ejemplo de esto es el conocido Edmund Kemper, quien mutilaba a sus víctimas (característica de un asesino desorganizado) y planificaba sus crímenes (característica de un asesino organizado) Debo mencionar que el asesino mixto, no tiene una clasificación propia y bien definida como la del organizado (extrovertido, elocuente, seguro, aseado, etc.) y el desorganizado (introvertido, tímido, poco aseado, etc.).


Conclusión


Es importante recalcar que, actualmente estas categorías son poco usadas en los perfiles actuales, ya que los nuevos métodos que han surgido con el tiempo han hecho uso de otros factores para realizar perfiles criminales además de una metodología con soporte más científico y fiable.


Ya que esta clasificación de asesinos en serie está basada en una muestra estadística de tan pocos individuos y es concluyente en dos tipologías que no describen las características de un asesino, al menos en su totalidad o de manera pura. Considero que este es el motivo por el cual ha perdido relevancia dentro de la práctica de la perfilación criminal e investigación criminal, dado que permite generalizar las características de un agresor, haciendo menos fiable dicho perfil.

Inscríbete a nuestro boletín de información
  • White Facebook Icon
  • Twitter
  • White Instagram Icon

Expresión Forense © 2020 Todos los Derechos Reservados.