Alerta Amber: ¿Qué es, cómo se activa y cuáles son sus falsos negativos?

Articulo extraído de la Revista Expresión Forense, N° 56, escrito por Hayde Areli Cruz Ortega


La Alerta Amber es un comunicado con respecto a la desaparición de menores de edad con la finalidad de que la población participe en la búsqueda o proporcione información que ayude a su localización.



Esta alerta es emitida a nivel estatal, nacional e internacional para evitar, si fuera el caso, que el menor cruce la frontera ante la sospecha de secuestro, tráfico o trata de personas. La participación ciudadana consiste en compartir este comunicado en otras publicaciones externas como las redes sociales por el alcance masivo que poseen.


Sin embargo, a pesar de que esta alerta tiene buenos resultados, pierde enfoque y seriedad cuando el menor de edad, especialmente adolescentes de entre 15 y 17 años, es situado en condiciones no precisamente encaminadas a un delito, pues durante el tiempo que estuvo “desaparecido” se mantuvo a salvo en compañía de sus amigos en fiestas, en otras ciudades, campamentos clandestinos y hasta en playas.


Los comentarios negativos y disgusto por parte de los ciudadanos no se hacen esperar, ya que compartieron con urgencia la notificación ante el temor de la exposición al peligro. La Alerta Amber reconoce que su uso excesivo puede dar lugar a que el público se torne insensible cuando se expide alguno de sus comunicados.


La historia de la Alerta Amber comienza en Texas en el año de 1996 con el secuestro y cruel asesinato de Amber Hagerman de 9 años de edad. El suceso fue advertido de inmediato a las autoridades gracias a un testigo. El trágico desarrollo de esta historia gira en una búsqueda intensa transmitida en medios de comunicación por cuatro largos días hasta el encuentro de la menor sin vida.


Un radioescucha fue quien tuvo la idea de que todos los medios de comunicación podrían coordinarse al tratarse de casos de desaparición, extracción o extravío de menores de edad, pues se exige una pronta reacción de la autoridad y del apoyo de la ciudadanía para dar información fidedigna que ayude a su localización rápidamente.


La Alerta Amber ha logrado salvar la vida de cientos de niños de México, Estados Unidos y de otra docena de países en los que están incluidos España y Canadá.


El que se active esta alerta y se realice un encuentro oportuno de estos adolescentes en un afortunado buen estado, hace notar la falta de información que tienen acerca de la situación delictiva que atraviesa el país, y más aún, sobre la estadística de personas desaparecidas; también advierte que la comunicación dentro del vínculo familiar es elemental para conocer y estar al tanto de las actividades del grupo de amigos del adolescente y así evitar escenarios de angustia.


La ONU manifestó en 2019 que la desaparición de personas en México es una tragedia humanitaria y una emergencia nacional forense. La cifra oficial contemplada en enero de 2020 tiene contabilizado un total de 61,637 desapariciones, esto representa un incremento del 54% en proporción del último número formal que era de 40,000 en el año 2019, y posiblemente siga en aumento.


Estas “desapariciones” a la que los jóvenes recurren por razones incomprendidas pueden provenir de una falta de confianza hacia los padres, pareciendo más fácil ausentarse por unas horas o por días antes que pedir permiso o dar constancia de su paradero, considerando que es mejor mantener su nivel de rebeldía dentro de su grupo social a quedarse en casa dando obediencia al “no” rotundo de sus padres o tutores.


Lee el artículo completo en la Edición N°56 de la Revista Expresión Forense.

Inscríbete a nuestro boletín de información
  • White Facebook Icon
  • Twitter
  • White Instagram Icon

Expresión Forense © 2020 Todos los Derechos Reservados.