Arriba


Marzo 10, 2021
Escrito por el Equipo de Expresión Forense

Manual de investigación y documentación eficaces de la Tortura y Otros tratos o Penas crueles inhumanos o Degradantes.

Es el primer conjunto de normas internacionales para documentar la tortura y sus consecuencias, fue adoptado por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en el 2000. Su propósito es servir como guía internacional para la evaluación de las personas que han sido torturadas, a fin de investigar casos de posible tortura y reportar los hallazgos a la Justicia o a las agencias investigadoras.



“Se entenderá por el termino (Tortura) todo acto por el cual se inflijan intencionalmente a una persona dolores o sufrimientos graves, ya sean físicos o mentales, con el fin de obtener de ella o de un tercero información o una confesión, de castigarla por un acto que haya cometido, o se sospeche que ha cometido, o de intimidar o coaccionar a esa persona u otras, o por cualquier razón basada en cualquier tipo de discriminación.

¿SABÍAS QUÉ?

Aunque la normativa internacional de los Derechos Humanos y el derecho Internacional humanitario prohíben sistemáticamente la tortura en cualquier circunstancia, la tortura y los malos tratos se practican en más de la mitad de los países en el mundo.

En el curso de los dos últimos decenios se ha aprendido mucho sobre la tortura y sus consecuencias, pero antes del presente Manual no se contaba con directrices internacionales para su documentación. El Manual incluye los Principios relativos a la investigación y documentación eficaces de la tortura y otros tratos o penas crueles, estos principios esbozan unas normas mínimas para que los Estados puedan asegurar una documentación, la conceptualización y preparación del manual es producto de la Colaboración entre expertos forenses, médicos, psicólogos, observadores de Derechos Humanos y Juristas de Alemania, Chile, Costa Rica, Dinamarca, Estados Unidos, Francia, India, Reino Unido, etc.

LAS NACIONES UNIDAS

Para Asegurar la adecuada protección de todas las personas contra la Tortura o tratos crueles, inhumanos o degradantes, durante muchos años las Naciones Unidas han procurado elaborar normas universalmente aplicables. Los convenios, declaraciones y resoluciones adoptados por el Estados Miembros de las Naciones Unidas afirman claramente que no puede haber excepciones a l prohibición de la tortura y establecen distintas obligaciones para garantizar la protección contra tales abusos.

Entre los más importantes de esos instrumentos figuran La Declaración Universal de Derechos Humanos, El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, Las Reglas mínimas para el Tratamiento de los reclusos y la Declaración de las Naciones Unidas sobre la Protección de Todas las Personas contra la Tortura y Otros tratos o Penas Crueles, inhumanos o Degradantes.

OBLIGACIONES LEGALES DE PREVENIR LA TORTURA

Los instrumentos internacionales citados establecen ciertas obligaciones que los Estados deben respetar para asegurar la protección contra la tortura, Entre ellas figuran las siguientes:

1.- Tomar medidas legislativas, administrativas, judiciales o de otras índoles eficaces para impedir los actos de tortura, en ningún caso podrán invocarse circunstancias excepcionales tales como el Estado de guerra como justificación de la Tortura.

2.- No se procederá a la expulsión, devolución o extradición de una persona a otro Estado cuando haya razones fundadas para creer que estaría en peligro de ser sometida a Tortura.

3.- Penalizar los actos de tortura, incluida la complicidad o la participación en ellos.

4.- Asegurar que las autoridades competentes procedan a una investigación pronta e imparcial siempre que haya motivos razonables para creer que se ha cometido un acto de Tortura.

5.- Asegurar que el o los presuntos culpables sean sometidos a un procedimiento penal si una investigación demuestra que parece haberse cometido un acto de tortura.

México firmó el Protocolo Facultativo de la Convención contra la tortura y otros tratos Crueles, inhumanos y degradantes el 23 de Septiembre de 2003 y ratifico el instrumento el 11 de Abril de 2005, entrando en vigor el 22 de junio de 2006.

El Protocolo de Estambul ha sido adoptado por varios países y se envió a Comisionado Mayor de Los Derechos Humanos de la ONU el 9 de agosto de 1999.

Autor :Equipo Expresión Forense

Escríbenos tu comentario, deseamos conocer tu opinión.